Boletines de Sistemas

08-06-2020

Transformación Digital en las Empresas

¿Qué es la transformación digital? 

La transformación digital es la aplicación de capacidades digitales a procesos, productos y activos para mejorar la eficiencia, mejorar el valor para el cliente, gestionar el riesgo y descubrir nuevas oportunidades de generación de ingresos.

Por capacidades digitales entendemos aquellas que son electrónicas, científicas, basadas en datos, cuantificadas, medidas, calculadas y automatizadas.

La transformación digital puede implicar la reelaboración de los productos, procesos y estrategias dentro de la organización mediante el aprovechamiento de la tecnología digital.

Ayuda a una organización a seguir el ritmo de las demandas emergentes de los clientes.

La transformación digital permite que las organizaciones compitan mejor en un entorno económico que cambia constantemente a medida que la tecnología evoluciona. Es necesaria para cualquier empresa, organización sin fines de lucro o institución que busque sobrevivir en el futuro. 

Es un cambio estructural en las organizaciones, en el cual la tecnología pasa a tener un papel estratégico central, y no solo una presencia superficial.

Antes, es necesario entender todo el proceso que lleva a este cambio y a trabajar de forma colaborativa para alcanzarla.

Esto, por sí solo, vuelve a la transformación digital en un desafío mucho más de gestión que solo de Marketing o tecnología. 

Entre otros factores que necesitamos entender, está el impacto de ese tipo de cambios en la sociedad, de forma general. 

Desarrollo del progreso tecnológico 

La transformación digital es parte de un proceso tecnológico que consta de tres fases principales, siendo la transformación digital la última. 

1-  Digitación

La digitación es el proceso de transición de información analógica para una forma digital. Se trata de la representación de señales, sonidos, imágenes y objetos para el medio digital por medio de valores binarios. Los datos son transformados en bits y almacenados en dispositivos electrónicos. 

2-  Digitalización

La digitalización es mucho más amplia y se refiere a los cambios reales realizados en las organizaciones por medio de la tecnología.

Eso incluye algunos conceptos más avanzados, como Big Data, internet de las cosas, blockchain, cripto monedas, entre otros. 

3-  Transformación digital

Se describe en el proceso tecnológico como “el efecto total y general de la digitalización en la sociedad”. Esto significa que con la digitalización en su estado completo, nuevas oportunidades de cambio y evolución se abren para organizaciones de todo tipo. 

Es posible – y a veces necesario – cambiar estructuras socioeconómicas, patrones organizacionales, barreras culturales y hasta leyes. 

De esta forma, podemos decir que la digitación es la conversión, la digitalización es el proceso y la transformación digital el efecto. 

Las ventajas de la transformación digital 

Incorporar la digitalización en todos los procesos de la empresa genera ventajas competitivas innegables a corto y largo plazo. Algunas de ellas son: 

  • Impulsa la cultura de la innovación en la empresa
  • Mejora la eficiencia de los procesos en las organizaciones
  • Contribuye a fomentar el trabajo colaborativo y la comunicación interna
  • Proporciona una capacidad de respuesta rápida en un entorno cambiante
  • Ofrece nuevas oportunidades de negocio gracias al análisis de datos
  • Mejora la experiencia del cliente y su relación con la marca 

La transformación digital ya no puede considerarse una opción. En la actualidad, las empresas deben de renovarse adaptándose a la digitalización si quieren seguir siendo competitivas. 

Las claves de la transformación digital 

La evolución hacia lo digital se sostiene sobre cuatro pilares fundamentales: tecnología, experiencia del cliente, cultura empresarial y objetivos de negocio. 

La digitalización se debe concebir como un proceso paulatino acorde a las capacidades y necesidades de cada empresa. Hay que tener en cuenta que su implementación implica a todos los integrantes de la organización. 

Para abordar esta transformación de manera eficaz hay que prestar atención a tres puntos clave:

  • Impulsar formas de trabajo productivas y flexibles que ayuden a retener talento
  • Fomentar un liderazgo innovador con capacidad de aportar ideas nuevas
  • Conocer al cliente mediante la gestión eficaz de datos 

La digitalización debe hacerse pensando en las necesidades futuras y, por tanto, es un elemento indispensable de cualquier plan de negocios. 

¿Cómo podemos llevar a cabo estos cambios? 

  • Abandonar la zona de confort

Evolucionar como empresa en el mundo actual implica una mentalidad abierta a la renovación.

El miedo al cambio hace que muchas empresas estén perdiendo terreno frente a las que han apostado por la transformación digital. Principalmente, esto se percibe en su relación con los clientes.

Los consumidores del siglo XXI usan las nuevas tecnologías de forma habitual para resolver dudas o satisfacer necesidades. ¿Quién pierde una mañana para hacer una gestión con su banco si puede hacerlo cómodamente desde su PC? 

  • Fomentar las competencias digitales en los empleados y directivos

El nuevo panorama digital requiere personas innovadoras, creativas y dispuestas a formarse digitalmente. Este proceso implica tanto a empleados como a directivos, que deben adquirir competencias digitales y otras habilidades como:

  • Capacidad de autoaprendizaje
  • Trabajo colaborativo entre departamentos
  • Comunicación fluida y eficaz con clientes, proveedores y compañeros
  • Orientación al cliente
  • Diseñar estrategias digitales

El modelo de negocio actual y futuro se debe centrar en la experiencia del cliente y en el entorno digital. Implementar nuevas tecnologías es el primer paso. El software actual permite definir una estrategia digital que involucre a todos los departamentos. 

Algunas acciones esenciales son el diseño de un mapa de ciclo de vida del cliente, las mediciones de los resultados, la corrección de errores en tiempo real y la planificación futura de acuerdo a los datos obtenidos. 

En resumen, la transformación digital no es un objetivo en sí mismo sino un proceso que requiere una actitud abierta al cambio, inteligencia emocional y capacidad para adaptarse a un entorno cambiante. 

Objetivos del proceso de transformación digital en las empresas 

  1. Conquistar nuevos clientes y fidelizar los existentes

La transformación digital ha posibilitado que las empresas dispongan de un abanico de tecnologías para atraer nuevos clientes y retener los actuales.

Hoy, un negocio puede obtener información acerca de sus consumidores a través de aplicaciones, softwares de Big Data, Inteligencia Artificial, entre otros.

Lo que hacen estas tecnologías es ofrecer información para que las empresas entiendan los patrones de comportamiento de los compradores e identifiquen las características que interfieren en su toma de decisión.

De ese modo, las herramientas de tecnología colaboran para que las empresas actúen de manera estratégica y creen experiencias auténticas y personalizadas, con campañas exclusivas, segmentación de ofertas, bonificaciones y mucho más. 

  1. Reducir los costos

Más allá de la digitalización de archivos y documentos para reducir el uso de hojas de papel, implementar innovaciones en la comunicación interna a través de aplicaciones, puede ser muy útil para agilizar la toma de decisiones y aumentar la productividad y los ingresos, una vez que el equipo puede comunicarse con más velocidad, confianza y rendimiento.

La tecnología también permite hacer una transición de la infraestructura local a la nube, lo que reduce los gastos con hardware y software. 

  1. Dar base para la toma de decisiones

La tecnología que abarca la transformación digital, tiene el poder de gestionar ideas y procesar variables de datos con una capacidad extrema.

Y, aunque las decisiones aún sigan siendo tomadas por nosotros, humanos, este tipo de inteligencia ayuda a ampliar las posibilidades, lo que permite considerar datos concretos y no solo aspectos de nuestra racionalidad, como, por ejemplo, opiniones y emociones.

Así, la información proporcionada por la tecnología nos da insumos para comprender mejor los desafíos y encontrar las soluciones capaces de entregar valor para el consumidor e impactar positivamente al negocio. 

  1. Mejorar la productividad y el rendimiento de los empleados

La productividad y la tecnología son factores directamente relacionados.

Es decir, los recursos tecnológicos aplicados al ambiente laboral tienen siempre el objetivo de colaborar con el rendimiento de todas las personas involucradas en la organización.

La transformación digital permite implementar nuevos procesos, actividades y desarrollar nuevas habilidades que convierten el trabajo en una dinámica más productiva.

Algunos ejemplos de los efectos de la transformación digital son:

  • el trabajo remoto mediante el uso de recursos en la nube;
  • la automatización de procesos para reducir el trabajo manual;
  • el acceso a la información en tiempo real;
  • la realización de acciones decisivas de forma ágil, basadas en datos y análisis predictivos. 
  1. Trabajar el entorno digital

Digitalizar un negocio envuelve prácticas desafiadoras, como el surgimiento de nuevos cargos, la experimentación con pruebas y aprendizajes, la mentalidad basada en datos e incluso cambios en la cultura organizacional que promueven nuevas formas de desarrollar el trabajo.

El objetivo de la transformación digital en este contexto es colaborar para que este proceso suceda de forma eficiente, a través de herramientas que ayudan a prosperar en este ecosistema, adaptando la relación de la empresa con el mercado y con los consumidores digitales. 

  1. Aumentar la visibilidad de marca

Tener visibilidad digital es tan importante como construir y ofrecer un excelente producto.

Con tantas plataformas y medios digitales disponibles, las marcas tienen a disposición varias formas de comunicarse con su audiencia.

En este escenario, la transformación digital actúa brindando información sobre el público para la segmentación de campañas e acciones de comunicación personalizadas.

De ese modo, es posible obtener una visibilidad efectiva frente a los consumidores e influenciar su jornada de compra en los diferentes canales en los que se encuentran.

Si tiene alguna consulta en relación a esta temática, por favor no dude en contactarse con nosotros al tel.: (+11) 4315-9304 o por email a it@jebsen.com.ar 

Departamento de Sistemas

Junio 2020

Este boletín informativo ha sido preparado por mgi Jebsen & Co. para información de clientes y amigos. Si bien ha sido confeccionado con el mayor cuidado y celo profesional, mgi Jebsen & Co. no asume responsabilidades por eventuales inexactitudes que este boletín pudiera presentar.