Boletines de Sistemas

28-02-2020

El FIN DE WINDOWS 7

La vida de Windows 7 llegó a su fin. Microsoft abandonó el sistema operativo el pasado 14 de enero de 2020. A principios de 2019, Windows 10 había conseguido finalmente superar en cantidad de usuarios a Windows 7, pero el antiguo sistema operativo de Microsoft todavía sigue teniendo un 36,90% de cuota de mercado, empujado sobre todo por el sector empresarial y esto representa un problema por lo que veremos a continuación.

¿Qué significa que el soporte de Windows 7 haya terminado?

Vamos a explicar primero qué tipo de soporte está terminando, y luego explicaremos qué supone esto para los usuarios que todavía estén utilizándolo.

Windows es un sistema operativo que evoluciona a base de ir lanzando nuevas versiones cada determinados años. Como mantener todas estas versiones sería imposible, con el paso del tiempo van abandonando las más antiguas para centrar sus esfuerzos en el mantenimiento de las versiones actuales.

En las versiones de Windows podemos diferenciar dos tipos de soporte, el estándar y el extendido. Cuando está bajo el soporte estándar, cada versión de Windows sigue recibiendo varios tipos de actualizaciones, tanto correcciones como algunas funciones mejoradas, incluyendo actualizaciones de seguridad.

El soporte estándar de Windows 7 finalizó en enero de 2015, lo que quiere decir que ya no se mejoraba ni actualizaba la versión, y desde entonces se ha estado únicamente bajo el soporte extendido.

Este segundo tipo de soporte es una especie de prórroga del soporte estándar, el sistema operativo ya ha sido abandonado pero todavía recibe actualizaciones de seguridad para solucionar bugs o errores que han sido descubiertos, y que podrían ser explotados para atacar a los usuarios.

A partir del pasado 14 de enero de 2020, Windows 7 se quedó sin ningún tipo de soporte oficial, las empresas si quisieran seguir recibiendo parches de seguridad tendrán que pagar un mantenimiento exclusivo a Microsoft que durará otros tres años. Windows 7 murió de forma oficial, y ya no será seguro seguir utilizándolo.

¿Qué ocurrirá al no recibir más actualizaciones?

Windows 7 al no contar con más soporte, como comentamos anteriormente, dejará de recibir actualizaciones oficiales. Ni siquiera recibirá actualizaciones de seguridad. Aquellos usuarios que se mantengan fieles a esta versión de su sistema operativo serán más vulnerables a los riesgos de seguridad y a los virus.

Si aparecen vulnerabilidades críticas en el sistema operativo Microsoft ya no va a corregirlas. Esto quiere decir que si se descubren vulnerabilidades, todas las computadoras que utilicen Windows 7 podrán verse afectadas, con los problemas de seguridad y privacidad que puede acarrear.

Windows 7 es un sistema operativo que ha tenido una larga vida, por lo que podemos creer o pensar que cualquier vulnerabilidad debería haber sido ya corregida. Pero si pensamos como un cracker o un cibercriminal, si descubriste una nueva vulnerabilidad, ¿no sería mejor esperar al fin del soporte de SO para empezar a explotarlo sin la amenaza de que Microsoft lo solucione enseguida?

Si esto es un problema para el usuario medio, peor lo es para las empresas que todavía estén utilizando Windows 7. Quedarán desprotegidas, por lo que sin quererlo, también estarán desprotegiendo a sus clientes en el caso de que aparezca alguna vulnerabilidad con la que se pueda robar datos de sus servidores/ equipos.

El otro problema que debemos tener presente es que poco a poco dejará de haber aplicaciones y hardware compatible con el sistema operativo así como ocurrió con nuestro querido XP.

Migrar a un nuevo sistema operativo es la solución

El salto lógico es pasarse a Windows 10, que mantiene las mismas especificaciones mínimas de hardware que sus dos versiones anteriores.

Un sistema operativo más maduro, más orientado al mundo online y con un buen ritmo de actualizaciones automáticas.

Windows 10 es un sistema más ligero y que consume menos recursos que sus predecesores, lo que hace que trabajar con él sea más fluido que en ocasiones anteriores y mejore sensiblemente su rendimiento.

Ofrece mayor seguridad y fiabilidad. Código fuente sin fisuras, mayores niveles de encriptación y un gestor de contraseñas más protegido.

Si tiene alguna consulta en relación a esta temática, por favor no dude en contactarse con nosotros al tel.: (+11) 4315-9304 o por email a it@jebsen.com.ar.

Departamento de Sistemas

Febrero 2020

Este boletín informativo ha sido preparado por mgi Jebsen & Co. para información de clientes y amigos. Si bien ha sido confeccionado con el mayor cuidado y celo profesional, mgi Jebsen & Co. no asume responsabilidades por eventuales inexactitudes que este boletín pudiera presentar.